mancha-logo copia

Mantra tabernero

08
dic

La Comantra: la única comanda que te relaja es el nombre del nuevo proyecto de BAR Taberna de Ideas: una campaña de Navidad orientada a hosteleros y profesionales de la restauración.  La agencia de estrategia y comunicación gastronómica cumple el primer aniversario en su actual ubicación.

BAR Taberna de Ideas ha cumplido el noviembre su primer año en sus peculiares oficinas en el centro histórico de Murcia, que ocupan el lugar de un bar ya desaparecido. Aprovechando la efeméride y la llegada de la Navidad, la agencia ha lanzado La Comantra, nueva campaña dirigida a hosteleros y profesionales de la restauración.

Imprimir

La idea, según explica la agencia, “une los conceptos de ‘comanda’ -en referencia al característico estrés que sufren los trabajadores de la hostelería durante las fechas navideñas- y la palabra ‘mantra’, como antídoto contra esa agitación vacacional”. Se trata, pues, de “una invitación a los responsables de negocios gastronómicos a parar un momento entre tanto ajetreo navideño y respirar para evaluar las verdaderas necesidades de sus proyectos”. BAR Taberna de Ideas “propone un minuto de reflexión para separar lo urgente de lo importante, y se presenta como el aliado estratégico que los hosteleros necesitan en el camino a lograr sus objetivos”.

La campaña protagoniza el escaparate de las oficinas de la agencia en la calle Fuensanta, un local reformado por el estudio murciano Número 26. “El cambio de las oficinas acompañó a su vez a otro cambio más profundo, en la propia cartera de servicios de BAR Taberna de Ideas, motivado por su ultraespecialización hacia la estrategia gastronómica como valor diferencial. Desde ese momento, trabajar sobre esa estrategia es prioridad para el equipo de BAR Taberna de Ideas”, que dirigen José Ángel Cuenca y Laura Amante. Bajo el lema ‘Buena estrategia, buena creatividad, buena prensa’ alcanzan el quinto año de trayectoria como agencia.

BAR local
El planteamiento creativo de las oficinas de BAR Taberna de Ideas mantiene lo gastronómico como eje conceptual y respeta, al mismo tiempo que moderniza, algunos elementos clave de la arquitectura, como la barra a la calle o la puerta de la cocina. Así se mezclan referencias a la cultura pop, con una paleta de colores atrevida y actual, con elementos tradicionales de la gastronomía como coladores de metal o pucheros.

factoria
sendas
miradas