mancha-logo copia

Joyeros creativos

08
feb

joyas

Una decena de diseñadores de joyas residentes o vinculados a la Región participan en una exposición temática abierta hasta el 22 de febrero en la sala Garabatos, en Alcantarilla. Se muestran propuestas que abarcan un amplio espectro: desde abiertamente contemporáneas hasta otra más apegadas a la tradición. Los creativos seleccionados son María Luisa Guerrero, Anabel del Canto, Puche Millán, Javier Navarro Monteagudo, Teresa Andreu, Salvador Hernández, Maria Teresa Cano, Melissa Grim, Amaya Herdoz y MamaMuma.

Lara Hernández, directora de Garabatos,  no tiene duda de que una buena obra de arte no esta reñida con el formato o su posible funcionalidad. Por esta razón presenta en su galería una selección de obras de nuevos y consagrados diseñadores de joyería relacionados con la Región de Murcia.

La responsable de Garabatos defiende que  la joyería y la moda han evolucionado con la sociedad,  con sus principios  conceptuales y con su innovación técnica. Numerosas referencias históricas las sitúan junto a las vanguardias y con corrientes de valores estéticos muy fuertes y reconocibles. Buen ejemplo son las joyas de Dalí y Elsa Shiaparelli en la época del surrealismo o como las de René Lalique en la etapa del art noveau .

En la exposición cabe destacar las propuestas presentadas por María Luisa Guerrero. Su colección Proyectos Sonoros de eco-joyería para pasarela  (realizada con cd’s desechados) habla del binomio residuo-desfile  y trata de  transmitir la idea del rescate, dignidad y belleza de los objetos rechazados.

También se basan en el reciclaje las piezas unisex realizadas por Javier Navarro, quien plantea descontextualizar la cubertería para aplicarla al diseño. Sus joyas en alpaca y otras bañadas en plata recorren brazos y cuellos con una inspiración vegetal y lectura geométrica, en el caso de las las cucharas, mientras que los tenedores denotan fluidez y evocan al modernismo.

Puche Millán, con sus broches colgantes , anillos y pendientes, traslada al universo surrealista y abstracto de Miro. La riqueza de sus composiciones, valorando el material y sus texturas, da un valor importantísimo al aire  como parte fundamental de sus composiciones.

Amaya Herdoz apuesta por un único símbolo: la calavera. Los cráneos  están por todas partes y utiliza el color como un guiño a la ruptura de los símbolos e iconos como única lectura. Sus piezas son frescas, divertidas y se acercan tanto al hombre, con pisacorbatas y gemelos, como a la mujer, con pulseras, pendientes, colgantes y anillos. Joyas desenfadadas que combinan metales preciosos y plásticos.

Gracias a Teresa Andreu, gemóloga y joyera,  hablar de flores ya no es una excusa; para ella, es el medio perfecto de evocar la delicadeza, el romanticismo y la femineidad. Además de collares, pendientes y anillos, presenta tiaras y peinetas para uso en jornadas especiales.

Anabel del Canto combina la herencia de técnicas clásicas, como el esmaltado, para  rememorar a grandes del arte como Gustav klimt, relacionado también en su época por el uso de piedras preciosas en sus cuadros. Estas joyas son una alegoría al color, a la composición y a la narrativa, ya que a través de los esmaltados representa atardeceres, retratos e incluso situaciones eróticas.

Julio Sánchez Alegría, David del Cerro, Anabel López, Juana Sarabia, Alberto García y Leogarlo acompañan la muestra con obras  escultóricas, fotográficas y pictóricas inspiradas en la pasión que siente el ser humano con el cuerpo y su relación con la piel como contenedor de la joyería.

La sala Garabatos está ubicada en la calle Mayor, 61, de Alcantarilla. En su página de Facebook es posible contemplar una amplia selección de los trabajos mostrados e imágenes de la inauguración de la exposición.

ballester