prueba3

Adriana Manzano

15
ene

adriana

adriana2

Désire Caché: joyas para el espectáculo. Así denomina Adriana Manzano, 27 años, su proyecto final en la especialidad de joyería presentado hace unas semanas en la Escuela de Arte de Murcia. Un juego de cubre-pezones joya cuya finalidad es la de servir como parte del vestuario de las bailarinas de los espectáculos de burlesque. “Joyería, glamour, erotismo y espectáculo”, como ella misma define su propuesta, espléndidamente fotografiada por Lola Marín y Josefina Marín. Más trabajos de Adriana Manzano, en su página personal y en su portfolio online, donde también se documenta el proceso de realización de este proyecto. 

Désire Caché (Deseo Oculto) tiene como referente a artistas del burlesque clásico como Josèphine Baker, Gypsy Rose Lee, Catherine D’Lish o Dita Von Teese. “El hecho de que me haya inspirado en ellas no es solo porque son las más representativas y famosas, sino porque son mujeres sofisticadas que usaban o usan lujosas prendas y complementos que me sugirieron la idea de crear unas joyas para ellas”, señala Adriana Manzano, quien añade que “en el mercado actual hay lujosos complementos como pezoneras para el espectáculo pero no están realizadas con materiales nobles ni técnicas aplicadas a la joyería”.

Los materiales empleados son plata de ley, circonitas calidad signity negras y translúcidas en talla brillante y pera y plumas negras de marabú, usadas tradicionalmente en el mundo del espectáculo erótico (boas, abanicos o detalles de vestuario). “Las piezas tienen como forma principal una estrella de ocho brazos cubierta por circonitas de distintos tamaños engastadas en bisel, en cuya parte central destaca una de mayor tamaño coronando el centro del pezón, la zona más erógena, haciéndola destacar pero al mismo tiempo ocultándola, creando así un mayor deseo hacia ella. De los tres brazos inferiores cuelgan tres cadenillas con circonitas, que las cuales generan movimiento en la pieza junto con el de la bailarina, provocando pequeños destellos, realizadas con este fin y huyendo de las típicas borlas centrales. La parte superior está compuesta por un pequeño abanico de las plumas ya mencionadas, que aportan el toque de sensualidad, suavidad y glamour. Toda la composición crea un lenguaje visual rico en colores, brillos, texturas, formas y materiales, que hacen de estas piezas unas joyas únicas”, explica la creativa.

Adriana Manzano diseña y realiza piezas artesanales de joyería, desde la más tradicional a la más contemporánea, “realizando siempre una investigación previa sobre la temática sobre la que quiero realizar mis piezas, ya que quiero que estas no solo sirvan como adorno, si no que aporten siempre lleven tras de sí una historia que contar y tengan un fin justificado”.

key